Detalles de la noticia

  • Home
  • Aprenda a calcular la velocidad de Internet que necesita.

Aprenda a calcular la velocidad de Internet que necesita.

Si está considerando incursionar en el negocio de ofrecer servicio de Internet en su región, vale la pena dedicar unos minutos a familiarizarse con los términos que utilizan los proveedores de servicios de Internet (ISP por sus siglas en inglés)  para describir sus servicios. De igual manera podrá aprender a calcular la velocidad de Internet que necesita para optimizar sus recursos y comprar de manera más inteligente este servicio.

Lo primero es conocer  los términos más comunes entre los que podemos encontrar:

Mbps (megabits por segundo): los megabits están relacionados, pero no son lo mismo que los megabytes (que usamos para describir el tamaño del archivo). Un bit es un octavo de byte, por lo que se necesitaría aproximadamente ocho segundos para transferir un archivo de 1 MB utilizando una conexión a Internet de 1 Mbps.

Gbps (gigabits por segundo): el equivalente a 1000 Mbps.

Velocidad y ancho de banda:

Estos términos a menudo se usan indistintamente, lo que puede causar confusión. Piense en el ancho de banda como las tuberías que suministran agua a su casa y se la quitan. El agua solo puede fluir a una cierta velocidad, pero para permitir que fluya más agua, puede ensanchar las tuberías. Cuanto más ancha sea la tubería, más agua puede fluir a la vez. Esto es lo que queremos decir con “aumentar la velocidad / ancho de banda”: la tasa de transferencia de datos es la misma, pero se pueden transferir más datos simultáneamente, lo que significa menos tiempo de espera para usted cuando está descargando o cargando.

Velocidad de descarga y velocidad de carga:

Al buscar servicios de Internet, es posible que vea las velocidades anunciadas en el formato de descarga / carga (por ejemplo, hasta 100 Mbps / 15 Mbps) o descarga x carga (por ejemplo, hasta 100 Mbps x 15 Mbps). Más comúnmente, los ISP solo incluirán la velocidad de descarga en los titulares y tendrá que verificar la velocidad de carga en la letra pequeña. Por lo general, la velocidad de descarga ofrecida es mucho mayor que la velocidad de carga, particularmente en el caso de banda ancha residencial. Las mayores velocidades de carga cuestan más y están asociadas con servicios de Internet que están dirigidos específicamente a usuarios comerciales; estos a veces ofrecen una conexión simétrica, donde la velocidad de carga es igual a la velocidad de descarga.

En realidad, las velocidades varían de las medidas anunciadas dependiendo de una serie de factores, como su computadora, qué tan lejos está de su ISP, su método de acceso, otros usuarios simultáneos, etc.

Lo segundo, con esta información es averiguar qué velocidad de Internet necesita

Cuando se trata de estimar la velocidad de Internet adecuada para su empresa o emprendimiento, hay dos preguntas fundamentales a considerar: la cantidad de usuarios que nesecita atender, y qué uso le darán estos al Internet.

Si sus usuarios requieren el servicio para el correo electrónico y para navegar por sitios web, probablemente pueda salirse con la suya con velocidades más bajas. 

Pero si lo que necesitan sus usuarios es enviar y recibir archivos grandes, unirse a conferencias de video o audio, acceder a aplicaciones basadas en la nube y servicios de streaming , hacer copias de seguridad de datos de forma remota o usar soluciones alojadas como VoIP , deberá considerar ofrecerles una conexión más robusta.

Nuestra  Guía completa de conexiones comerciales a Internet  proporciona un resumen útil de las diferentes conexiones disponibles y las velocidades que proporciona; la tabla al final del folleto reúne varios factores para ayudarlo a determinar qué velocidad de Internet se adaptará mejor a las necesidades de su empresa.

Otras cosas a considerar incluyen:

  • ¿Necesitará aumentar o reducir la velocidad / ancho de banda a medida que la demanda fluctúe (por ejemplo, para tener en cuenta la estacionalidad o los períodos pico)?
  • ¿Necesita una conexión simétrica para que pueda cargar tan rápido como descarga (por ejemplo, para una copia de seguridad de datos remota)?
  • ¿Necesita un servicio que ofrezca descargas o uso ilimitado?
  • ¿Sus clientes usarán tabletas y teléfonos inteligentes con regularidad, o se conectarán a su red desde casa o en el campo? Las conexiones remotas y los dispositivos móviles consumen una gran cantidad de ancho de banda simultáneamente y deberá tenerlo en cuenta en su estimación.

Por último, pero no menos importante, piense dónde planea estar en un futuro no muy lejano. La Ley de ancho de banda de Internet de Neilsen establece que la velocidad de conexión de un usuario aumenta en un 50% cada año, por lo que, si planea firmar un contrato de 2 años, deberá verificar que las velocidades aún serán suficientes al final de ese período. 

Ejecuta una prueba de velocidad

Para averiguar la velocidad de su conexión a Internet existente, ejecute nuestra prueba de velocidad gratuita. Saber con qué velocidad está trabajando ahora le ayudará a decidir qué velocidad debería ser su nueva conexión.

En caso de duda, pregúntele a un profesor.

Sin datos históricos propios, puede ser útil aprender de otras organizaciones que tienen una necesidad paralela. La investigación realizada para el sector educativo en 2012 concluyó que las escuelas que utilizan plataformas de aprendizaje en línea requieren una velocidad de Internet de 100 Mbps por cada 1000 usuarios. 

Dado que los escolares y los estudiantes tienden a utilizar Internet de manera similar a los empleados, esta fórmula también se puede aplicar a las empresas PYME.

Sin embargo, el ritmo de cambio en la forma en que usamos los servicios en línea es rápido: el uso de tecnología móvil, servicios basados ​​en la nube y un tamaño de archivo cada vez mayor significa que la demanda de ancho de banda que puede manejar múltiples conexiones simultáneas está en una curva pronunciada. 

Para 2021 se espera que los requisitos aumenten a 1 Gbps por cada 1000 usuarios (o 1 Mbps por usuario).

Si este tipo de velocidad está disponible en su área, vale la pena apuntar por ahora, o al menos en los próximos años.

Las velocidades de conexión más altas significan acceso a tecnologías más nuevas como servicios en la nube, correo electrónico alojado, trabajo remoto, respaldo fuera del sitio y telefonía VoIP, todo lo cual ayudará a que su negocio crezca, evolucione y se mantenga al día con la competencia.

Si no tiene un profesor a quien preguntarle, recuerde que nosotros estamos aquí para asesorar en todas sus necesidades, en una gran parte de la región del país.

Deje un comentario